cac1-300x212Uno de los mayores problemas que nos encontramos en la sociedad y en nuestros clientes, es el exceso de mimos a sus perros. Humanizamos a los perros de tal forma que pensamos que tienen las mismas necesidades, o más, que un ser humano y nada más lejos de la realidad.

Busquemos en youtube videos sobre camadas de perros o de lobos, os sorprendería ver como las mamas educan a sus “bebes”, los preparan desde bien pequeños para la vida en manada, no les abrazan, ni les besan hasta reventar, ni les ponen trajecitos ni lacitos, ni los llevan al spa…

Es un tema muy serio, consentir en exceso a un cachorro, a la larga tendrá consecuencias negativas tanto para el perro como para sus dueños.

Se pueden volver agresivos, hiperactivos, miedosos, inseguros, antisociales con sus semejantes, y un largo etc de problemas de conducta.

afppet-perros-panza¿Quiere decir todo esto que no debo dar afecto a mi perro? La respuesta obviamente es que sí que puedo dar afecto a mi perro, pero es de vital importancia dosificarlo y encontrar los momentos adecuados para dárselo.

Igual de importante es saber corregir correctamente, bien dosificado y en el momento oportuno. No olvidéis esta norma: donde no hay disciplina tampoco puede haber cariño.

 

¿En qué sentido es bueno “consentirlo”? Dándoles una vida de perros!! Qué mejor mimo que ese?

  • October-30-2012-01-18-28-ddddLlévalo a pasear, que disfrute del aire libre, que olfatee, se mueva, interaccione con otros perros…
  • Entrena obediencia con él, siempre disfrutando.
  • Haz deporte con él.
  • Cómprale el mejor pienso que puedas darle, una buena dieta equilibrada le permitirá estar sano y fuerte y evitar así posibles enfermedades como obesidad, diabetes, mala digestión, etc.
  • Cómprale juguetes interactivos (o créalos tú mismo) que hagan trabajar su mente y a la vez se divierta, y juguetes con los que puedas jugar con él.
  • Que tenga un lugar en casa donde poder estar tranquilo cuando lo necesite.
  • Hazle, al menos, una revisión médica al año en el veterinario.
  • Respeta sus rutinas.
  • Aprende las señales caninas que tu perro utiliza para comunicarse contigo.

 

Dejemos a los perros ser perros y respetemos sus necesidades naturales!!!!