En esta nueva entrada del blog queremos hablar de un tema que a veces a los propietarios de los perros se nos olvida, y no es el otro que el juego. Nuestro amigo el perro es un ser neotenico (vaya palabro) eso quiere decir que mantiene la capacidad de juego durante toda su vida, al contrario de lo que hace su pariente más cercano el lobo que sólo mantiene esta capacidad de juego durante su etapa de cachorro y juvenil. Y aunque bien es cierto que hay razas de perros más neotenicas que otras, todas tienes su ratos de juego, cada uno a su manera eso sí.

Hoy vamos a hablar de cómo jugar y a qué jugar, de qué beneficios va a tener esto para tu perro y para tu relación con él. Personalmente creo que el juego es una actividad libre y que no es más que eso, juego, así que debería salir de cada uno encontrar la manera que más le gusta a nuestro perro jugar para disfrutar de ese rato con él. Sin embargo, en la práctica esto no suele ocurrir y la mayoría de perros no disfrutan de demasiado juego y los que lo hacen se limitan a perseguir una pelota y traerla una y otra vez.

 

juego-con-perros

¿Cómo y a qué jugar?

No es necesario demasiado tiempo, procura dedicar unos 10 o 15 minutos al día, para jugar con él. Es importante que el juego con tu perro como cualquier otro tenga unas reglas, y sobre todo que él las entienda, y lo más importante, que tenga un principio y un final. De esta manera evitamos que el perro esté todo el día detrás de nosotros buscando jugar y sin relajarse. Cuando el perro sabe que el juego ha terminado, podrá aceptarlo y dedicarse a otra cosa. Para ello, podemos utilizar un comando como » Ya está» o »Fin» para indicar que el juego ha terminado.

En cuanto al tipo de juego, dependerá de cada perro y de sus preferencias. Hay perros que adoran recoger objetos y traerlos, a otros les encanta buscar cosas con su nariz y otros morder y tirar de un trapo o mordedor, es bueno que cada uno como propietario de su perro, le conozca y sepa qué le va a hacer más feliz.

¿Qué beneficios tiene el juego para mi perro?

El juego es ejercicio. Como ya hablamos en una entrada posterior del ejercicio físico no voy a entrar en los beneficios que este tiene para el perro pero, el juego como forma de ejercicio qué es tiene todas los beneficios que tiene el ejercicio físico.

El juego es diversión. Parece obvio ¿no?, sin embargo se nos escapa muchas veces el gran regalo que le hacemos pasando un rato divertido y entretenido junto a nosotros.

El juego es motivación. El juego también puede ser una potente herramienta de motivación para trabajar con el perro ejercicios de obediencia y habilidades, ya que es una actividad que le gusta y nos sirve como medio para recompensarle.

El juego es antiestrés. Hoy en día, la mayoría de los perros pasan demasiadas horas encerrados en casa y sin demasiada estimulación, esto hace que muchos de ellos desarrollen estrés. Tener un rato de relajación y esparcimiento mediante el juego contigo es el mejor antídoto contra el estrés. Seguro que a ti también te viene bien un rato de diversión después de una dura jornada laboral.

El juego mejora el vínculo con tu perro. Es algo simple que dedicarle tiempo a tu perro mejora la relación con él y hace que te vea como alguien positivo con quien disfrutar de la vida. Si además, ese tiempo que le das es un tiempo de calidad en el que el perro disfruta y se lo pasa bien a tu lado, el resultado es una relación sana y equilibrada entre los dos

Espero que os sea útil esta entrada, y que a partir de mañana dediquéis al menos un rato para jugar con vuestro perro, si ya lo hacéis os animo a que nos dejéis un comentario diciendo qué juego hacéis con él y que beneficios habéis encontrado en compartir este rato con él.

Hasta la próxima!!

Alex