Un tema delicado, y en el que todo amante de los animales no quiere ni pensar. Pero ese dia llegará, desgraciadamente nuestros mejores amigos sólo viven un máximo de 15 años…

Pero… ¿cómo afrontar la muerte de un perro? Muchas personas se sorprenden por todos los diferentes sentimientos que llegan a aflorar; tristeza, negación, culpabilidad, nostalgia… Nuestro perro era parte de nuestra vida, era familia, amigo y compañero, con el que compartimos una etapa muy feliz de nuestra vida. No debemos avergonzarnos de sentir dolor y llorar. Siéntete libre para llorar, es una fase del duelo. Incluso mucha gente lo sentirá como la muerte de un amigo o familiar. Seguramente habrá gente que no lo entienda y tengas que oír la frase: ¡si solo era un perro! Seguido de risas. Algo que romperá un poquito más tu corazón. No hagas caso a ese tipo de comentarios y siéntete orgulloso de haber vivido la experiencia de amar a un animal, que seguramente te haya aportado más cariño y amor que muchas personas a la que conoces.

Tambien suele ocurrir que el sentimiento de culpabilidad aflora normalmente cuando la muerte es repentina o hubo la necesidad de practicarle una eutanasia…es normal sentirlo, ya que no entendemos cómo ha podido ocurrir, date tiempo… esa culpabilidad se ira desvaneciendo. Intenta recordar siempre los mejores momentos, lo bien que lo pasabais, crea un collage, un video de imágenes, un álbum…será tu pequeño homenaje para tu gran amigo.

La muerte de un perro

¿Debemos convivir con otro perro enseguida?

Para esta pregunta no existe una respuesta concreta, ya que cada persona necesita su tiempo de duelo y superación. Hay personas que a los pocos dias ya se sienten preparadas para volver a compartir su vida con otros perros, sin embargo otras pueden tardar más tiempo. Si convivimos en familia es importante respetar el proceso de cada miembro, ya que todos no estarán preparados en el mismo momento. Mucha gente al poco de fallecer su mascota dice: ¡No tendré perros nunca más! Sufri mucho con la pérdida… Es respetable que sientan esto, pero recuerda que nuestra capacidad de amar es infinita, ¿donde va todo ese amor perruno que llevas en el corazon? Ese amor no muere jamas, esta ahí, dentro tuyo, moviendo la colita como copiando los latidos de tu corazón.

La-muerte-de-un-perroSi has pasado por esta situacion, sabes bien de lo que te estoy hablando. Ten en cuenta que hay mas de un perro en el mundo deseoso de compartir todo ese amor, esos momentos, esas risas y aventuras, simplemente tu compania. Los perros son parte de la madre naturaleza por lo tanto, NUESTRO PERRO ESTA EN TODOS LOS PERROS DEL MUNDO.

¿De verdad evitaríais vivir 15 años felices con una mascota por el sufrimiento de después? La muerte forma parte de nuestras vidas, es algo inevitable de lo que ningun ser vivo puede escapar. Pero podemos elegir seguir practicando y dando ese amor incondicional que los perros nos enseñan y tener otro perro en nuestra vida, que nos haga disfrutar de cada momento, nos conecte con nuestro niño interior, nos haga salir a dar hermosos y largos paseos disfrutando del sol o la lluvia, conocer gente nueva, practicar actividades que de otra forma ni nos hubiésemos planteado, aprender a observarlo, a comunicarte solo con una mirada, cuidarlo, sentirnos responsables de otro ser vivo, en definitiva, darle una vida que todo perro merece y que te agradecerá hasta la muerte…

Si yo fuera tu perro, estaria orgullosa de ti viendote compartir tu vida con otro peludo porque algo especial en ti que te hace amar a mis semejantes. Ese amor incondicional que ves en mi, tambien esta en ti…. Gracias…

“Dice una vieja leyenda, que cuando un humano acoge y protege un animal hasta su muerte, un rayo de luz guía su vida para siempre»

 

Virginia Furiolo | Mónica Estivalis

Arcanes