Esta semana en nuestro blog queremos hablaros de un tema que a muchos se nos escapa en nuestro día a día, es un tema más complejo que otros que hemos hablado con anterioridad. Intentaré hacerlo los más sencillo de entender para que todo el mundo le quede claro y sea consciente de los beneficios que puede tener para nuestro perro, tener una función o una »misión» en la vida como a mí me gusta llamarlo.

Se estima que la relación entre perros humanos comenzó hace 125000 años ( casi nada) cuando nuestros antepasados empezaron a establecer contacto con sus parientes más cercanos: los lobos. A partir de ahí, se inicia el comienzo de una relación que acabaría dando como resultado el perro, el pariente domestico que hoy todos conocemos.10603762_837871282953257_2417866869484824210_n

Pues bien, en aquel momento hace tantos miles de años, el ser humano inició esta relación con el lobo porque le interesaba, sí, por beneficio, propio. En un momento en el que la vida dependía de cazar a otros animales y recolectar lo que encontraban no se podían permitir alimentar a lobos por mero placer de tener una mascota. Así bien, el ser humano aprovechó todas las cualidades que tiene el lobo y posteriormente el perro para utilizarlas a su favor. La primera y más antigua actividad que compartieron hombre y lobo fue la caza, posteriormente con la llegada de la agricultura y la ganadería, se utilizaría para diversas tareas como protección del ganado de otros depredadores, pastoreo, guarda del territorio etc. Con el paso, de miles de años el perro ha ido evolucionando y se ha utilizado para casi todo: Para tirar de trineos, para combatir con otros animales en espectáculos, caza, rescates en el mar, búsqueda de sustancias, de personas, protección, guarda, como herramienta de disuasión, terapia y un largo etc..

 

12990925_1093515164055533_2953216674886168370_nY tú querido lector, te preguntarás qué tiene que ver todo esto con la relación que tienes con tu perro. Y te preguntas bien, pero lo cierto es que tiene que ver mucho. Después de miles de años acompañándonos »mano a mano» en las más diversas tareas y trabajos, los perros tienen un impulso natural por hacer cosas, son pocos los perros que no están deseando salir a la calle, y vivir la vida. Correr, jugar, olfatear, perseguir un pájaro, ¡lo que sea! pero definitivamente nos disfrutan de estar en casa sin hacer nada, por mucho que tengan la cama más grande del mercado. Sin embargo, nos encontramos con un estilo de vida en el que salvo contados perros como los de las fuerzas de seguridad o grupos de trabajo, el resto no tienen una misión, no tienen NADA que hacer. El hombre ya no les necesita, y ello hace que los perros queden relegados a una vida de comodidad (que muchos confunden con felicidad) en la que pasan sus días encerrados en casa sin hacer nada.

Cuando hablo de darle una misión o un trabajo al perro, no me estoy refiriendo en absoluto a mudarnos al campo y cazar y comprar rebaños para que nuestro perro los proteja, no, no voy por ahí. Hemos de ser capaces de darle una función al perro que les divierta, una función que vaya en la dirección de sus instintos y sus gustos ( dependiendo del individuo y de la raza, tendrá unas preferencias para hacer determinadas cosas) que le haga sentirse útil, y que aumente su autoestima y su confianza. Como nos pasa a nosotros si no hacemos NADA, durante un período largo de tiempo, nos aburrimos y buscamos algo con lo que entretenernos, pues a ellos les pasa igual.

 

Pero, ¿Qué puedo hacer con mi perro?

A continuación os voy a dar algunas sugerencias de trabajos o deportes que podéis hacer con vuestros perros y que mejorarán enormemente la vida de vuestro perro. Como siempre, pienso que la creatividad ha de salir de cada uno, así que tú que conoces mejor que nadie a tu perro busca algo que puede entretenerle y hacerle sentir útil, aquí te doy varios ejemplos:

  • Haz deporte con él: Algunos deportes como el mushing o el agility son ejemplos muy fáciles de hacer y ayudarán al perros a drenar mucha energía física y mental, ya que requieren también una gran concentración. En estos deportes el perro tiene un papel principal, con lo que hace que se sientan extremadamente útiles. Son sencillos de llevar a cabo y fáciles si se adecua al nivel del perro y a sus capacidades. Para el propietario puede ser muy estimulante y una gran oportunidad de practicar ejercicio y dedicarle tiempo de calidad al perro. Otros ejemplos son la escalada vertical o weigth pull.
  • Adiestramiento de obediencia: Al igual que el ejemplo anterior, enseñar cosas nuevas al perro y aumentar paulatinamente el nivel de dificultad les reta mentalmente y les ayuda a sentirse útiles. Además tienes numerosos beneficios en el día a día, ya que un perro adiestrado siempre es mucho más fácil de manejar en cualquier situación.
  • Olfato: Otro trabajo muy interesante que se puede hacer con el perro, es enseñarle a buscar cosas. Este ejercicio, y pese a que no tiene tanta implicación física es impresionante para perros con energía alta e hiperactividad. Los perros adoran usar su olfato, para mí este trabajo ha de ser imprescindible. Al principio, puedes hacer escondiéndole simplemente la comida. Es un trabajo fácil y de resultados espectaculares.
  • Otros: Existen otros trabajos más específicos para el perro, que son más complicados de llevar a cabo, como adiestrar a un perro para rescatar personas o buscarlas. Este tipo de adiestramientos necesitas de algún club de entrenamiento en el que te asesoren y ayuden para llevarlos a cabo. Pese a que pueden resultar más complejos y requerir de más recursos, te animo a que las lleves a cabo si crees que tú y tu perro se os puede dar y lo vais a disfrutar.

Espero que os sea de ayuda estas líneas,y que podáis sacar alguna idea para hacer con vuestro perro y que no pase tantas horas sin nada que hacer.

Nos leemos pronto!

Alex Márquez